Q&A – Mi Mamá, Mi Libro y La Importancia de Serte Fiel a Ti Misma

Es increíble que han pasado casi 5 años desde que escribí mi libro “Yo salí del Abismo”.

Siempre me gusta recalcar que ese libro en realidad no es un libro. Es mi diario, mi diario de recuperación. Jamás lo escribí con la intención de ser publicada, ni mucho menos de publicar mi proceso, el proceso mas íntimo de mi existencia.

Las que tenemos Bulimia sabemos lo difícil que es cargar con esta “cruz” solas. Lo que hacemos cuando estamos en ella es súper vergonzoso.

Yo recuerdo que en el momento más oscuro de mi Bulimia me llegué a robar comida de la despensa de donde estuviera, me comía sobras de los platos de mis amigas, me escondía para comer sola, planeaba mis atracones y me paraba al súper camino a mi casa a comprar toda la comida que normalmente me prohibía, etc etc….. podría decirte un millón de cosas que hice en la “enfermedad” que me daban mucha pena.

Cuando elegí recuperarme comprendí que tenía que por primera vez encontrar el valor de decir la verdad de lo que realmente me estaba pasando.

Cómo Evitar Los Chismes Y El Juicio

“El juicio nos aleja de la paz, y la razón es simple: crea separación. Aunque el juicio puede ser nuestro defecto, la unidad es nuestra verdad. En el momento en que liberamos el juicio, la unidad es restaurada, y cada cambio del juicio a la unidad es un milagro”

- Gabrielle Bernstein

Empecemos por entender ¿Qué es el juicio?

Juzgar es cuando pensamos que otra persona es mejor o peor que nosotras. Es hacer diferencia entre el sistema de pensamiento y valores de otras personas con los nuestros.

Por ejemplo en el segundo que piensas que la mujer de al lado es más guapa y más flaca que tú ya estás en juicio.

El juicio es silencioso, diplomático y sutil.

La Manera Espiritual Para Cambiar La Forma En La Que Comes

“¿Comes demasiado o demasiado poco? ¿Estás en lucha constante contra tu imagen? ¿Crees que cuando adelgaces tu vida cambiará, que tus problemas desaparecerán?

Ha llegado el momento de poner fin a esa batalla. Haciendo dieta no perderás esos kilos que te sobran, ya sean cinco, diez o treinta. La solución está ante ti, a diario. En tu plato. Y en tu cuerpo.
Comemos como vivimos: nuestra relación con la comida es el reflejo exacto de convicciones muy arraigadas sobre nosotros mismos.

Todo lo que pensamos sobre el amor, el miedo y la transformación se expresa en cómo, cuándo y qué comemos
.Por eso, la próxima vez que te sientes a comer, detente. No dejes de comer, sólo párate a observar lo que sucede en tu interior. En tu forma de comer reside la sabiduría, el camino hacia una figura más saludable, si, pero sobre todo hacia una relación enteramente nueva contigo misma.”

Geneen Roth

Sin duda alguna una de las cosas que más me ayudó a transformar mi relación con la comida fue la dieta que he elegido llevar. Yo era adicta a los dulces, a las papas con valentina y limón y a los hotcakes. Podía acabarme en una sentada bolsas y bolsas de ellos. Jamás imagine mi vida sin mi preciada azúcar, era imposible, era lo único que conocía desde que empecé a comer desde niña.

Cuando empecé mi camino de sanación de la Bulimia, muy rápido comprendí que si en verdad quería salir adelante tendría que aprender a ser una nueva mujer en todos los ámbitos de mi vida.

Cómo Dejar El Alcohol y Alcanzar La Sobriedad

“Tiene que haber otra manera de vivir”

En Mayo del 2009 caí de rodillas en mi departamento en España después de haber estado fácilmente tres meses seguidos de fiesta. Mis fiestas no eran cualquier fiesta, yo era de las que empezaba a tomar – ya sabes “el pre-copeo” – y ya llegaba al antro borracha.

Mi lucha con la Bulimia y la adicción a la comida fue tan grande que por un tiempo olvidé mi lucha con el alcohol. Guapa yo era una súper Rockstar.

Una vez que descubrí el alcohol a los 17 años no lo volví a dejar. Recuerdo la primera vez que me tomé un shot de tequila sentí como si todos mis sentidos cobraran vida. El alcohol me daba una sensación de poder, de control, de liberación de mi mente y de mi vida que siempre se sintió vacía.

El alcohol muy rápido se convirtió en mi caballero de la noche.

Abuso de Chicles ¿Ayudan a Manejar La Ansiedad y Bajar De Peso?

En un ataque de ansiedad ¿eres capaz de acabarte la caja de chicles?

¿Todo esto en tu intento por no sentir hambre, no sentir el impulso de seguir comiendo y no sentir ansiedad?

Sí, te entiendo. Yo estuve ahí y sé que es un hábito que empezamos a desarrollar y a fortalecer cuando estamos en recuperación de la Bulimia.

El proceso es en realidad muy sencillo, una vez que dejamos de darnos atracones y de vomitar, necesitamos un outlet nuevo para manejar nuestra ansiedad ¿correcto?

Ahí es donde entonces transferimos nuestra adicción a una nueva adicción: Los chicles sin azúcar y los endulcolorantes artificiales