Pocas cosas han afectado tanto mi vida como lo fue la Bulimia. Desde que tengo memoria toda mi atención y mi enfoque se fueron en cómo lucía mi cuerpo.

Literal no tengo recuerdo alguno de dónde fue que llegó esa obsesión a mí.

Es muy raro porque comúnmente las chicas que desarrollan Desórdenes Alimenticios vienen de dos pasados comunes:

1) Fueron niñas “gorditas” muy juzgadas
2) Empezaron a desarrollar esta obsesión corporal cuando entró en su conciencia el sentido de la vanidad. 

More...

En mi caso he estado analizando bien mi historia con mi cuerpo, con la comida y demás y sólo recuerdo desde chica querer cambiar mi cuerpo, incluso antes de que aprendiera a darle tanto valor a mi físico.

Una cosa es muy real, las primeras huellas que grabamos en nuestra conciencia vienen del embarazo, de nuestra etapa pre-natal. La etapa pre-natal es la etapa en la que nuestra madre está embarazada con nosotras (y todo lo que pasa en esos nueves meses es determinante en la vida del bebé).

He entendido – después de haber estudiado con Suzanne Arms – la relación que tuvo el embarazo tortuoso de mi madre y el impacto que tuvo en mi autoestima, en mi sistema nervioso y en todo, desde antes que yo pudiera si quiera pronunciar una palabra.

Mi madre es una mujer increíble, siempre se exigió mucho de ella y salir adelante le costó mucho trabajo. Ella a diferencia de lo que ha sido mi vida, viene de una familia de pueblo. Jamás tuvo lo que yo he sido bendecida de tener y eso la llevó a hacer lo que tuviera que hacer para salir adelante y lograr sus objetivos.

Mi madre es una señora muy guapa y era de un físico impecable. Era sumamente disciplinada con su alimentación y vigilante ardua de su peso. Esto quedó impregnado a nivel energético en su ser y se desarrolla lo que yo llamo “el gen de la obsesión corporal”.

El gen de la obsesión corporal viene cuando venimos de una madre que vivió para su físico, que fue muy crítica, muy perfeccionista con ella misma y por supuesto extendió ese atributo a nosotras.

Todo es hereditario y este gen espiritual también lo es. Es espiritual porque no se puede medir ni comprobar, sólo se puede sentir. Es muy sutil.

He observado que muchas de las chicas (incluyéndome) que desarrollamos esta obsesión y fijación obsesiva con el cuerpo venimos de mamás bastante exigentes y perfeccionistas.

Es normal.

Nosotras copiamos lo que vemos en casa, y aunque no lo copiemos conscientemente recogemos la energía de la gente que nos cría y después vamos por el mundo imitándola.

Esto NO significa que tu mamá es mala. Ni es culpa ni responsabilidad de tu madre lo que tú eres y eliges hacer el día de hoy. OJO!

Esta información te la ofrezco con el fin de ayudarte a comprender, ofrecerte una nueva perspectiva y que así puedas moverte de ese lugar con gracia.

Poder ver de donde aprendemos estas mentalidades es una bendición porque llega la luz y entonces se nos es brindada la oportunidad de ver, perdonar y elegir sanar.

Es lo que un Curso de milagros denomina como el instante santo. Que es cuando vuelves a elegir en una misma situación pero esta vez eliges amor.

Tu recuperación está en tus manos, siempre sin excepción. Nadie es culpable y nadie es responsable de tu actual situación.

Es importante si quieres recuperarte y salir delante de todo lo que te impide ser libre y feliz que verdaderamente internalices y hagas tuyas estas palabras.

TU ERES LA UNICA RESPONSABLE DE TU RECUPERACION.

Nada allá afuera tiene el poder de salvarte mas que tú.

Y mi intención con el newsletter de hoy es traerte más luz para que puedas tomar la decisión correcta en cuanto a tu relación con la comida, con tu cuerpo y ultimadamente tu vida.

Muchas chicas me preguntan que ¿cuál es el daño e impacto que tiene la bulimia en la vida de la chica que la practica?

El daño es TOTAL.

Lo que encontraras comúnmente si googleas “efectos secundarios de la bulimia” o “daños de la bulimia” son únicamente los daños a nivel físico de esta locura pero no se comparan – por muy severos que también son – con los efectos secundarios que tienen los desórdenes alimenticios a nivel del alma.

Nadie te cuenta el daño espiritual que creamos cuando estamos sumergidas en estos comportamientos, el daño a nivel del alma que sufres cada que eliges vomitar y cada que eliges vivir para tu cuerpo físico.

Es absoluto, te pierdes a ti misma.

Te pierdes de la verdadera belleza, pierdes tu grandeza, tu verdadero poder y te vuelves inmune o “sorda” al amor y a la comunicación de Dios o (Poder superior) en ti.

Un vacío imposible de llenar con cualquier cosa de este mundo. Jamás encontrarás afuera lo que únicamente puede ser llenado a nivel interno. Lo que buscas tan desesperadamente llenar a través de “un cuerpazo” jamás lo podrás llenar con eso porque tu verdadero problema nunca es “estar gorda”.

Nuestro verdadero problema viene de que olvidamos quienes somos y por qué estamos aquí.

Olvidamos la Verdad. La verdad de nuestra esencia, de nuestro ser y más importante, olvidamos el verdadero propósito de nuestro cuerpo en este planeta.

                          "No soy un cuerpo soy libre”

Es la lección mas importante de Un Curso de Milagros para mí. Si bien de todas las lecciones la que más trabajo me costó recordar y aplicar a mi vida es esta. Y es una verdad que practico diario. Soy diligentemente vigilante con mi ego – que su arma favorita contra mí es mi cuerpo.

Él sabe la debilidad y la facilidad que tengo (si me suelto de mi conexión espiritual) de caer en el sueño de la superficialidad, la moda, el dinero, el status, la imagen y por supuesto mi cuerpo.

Después de todo es entendible pues el mundo es el Harvard de la superficialidad y las ilusiones.

Debemos estar alertas.

A menos que no tengamos nuestro músculo de la fé, nuestro músculo espiritual fuerte y seamos disciplinadas con nuestra alma, seguiremos estando a la merced y a los efectos devastantes de nuestro cambiante cuerpo.

Espero que el blog de hoy – mucho más que espantarte porque lo te puede pasar si eliges seguir en la bulimia – te inspire, que te de un electroshock espiritual a despertar y aunque sea por un momento volver a recordar que el cuerpo que ves en el espejo no eres tu, jamás fuiste tú y jamás serás tu.

Oro que en este día se te otorgue visión espiritual y que puedas – aunque se por un segundo – verte a través de los ojos del universo que te ve perfecta hermosa, sana y completa como es tu Verdad.

Eres una mujer sagrada.

Sat Nam,

C

8 Comentarios

  1. Gracias Coral, es verdad el daño interno es tan profundo que pienso que cuesta mucho trabajo superarlo a veces nose si me estoy engañando y todo sigue aqui dentro, la culpa, la obsesión, la insatisfacción y el miedo.

  2. Hola Coral, en serio tus palabras son agua de vida para mí te quiero sin conocerte y siguiendote hace poco! Llegaste en el momento justo. Gracias.

  3. Hola quiero estar en anonimato solo que ultimamente me estoy preocuoando por mo peso gracias a varias personas que me dijeron que estaba gordita si echo dietas mas estrictas y si me ha pasado por la cabeza vomitar lo que como ayer lo intente pero me detuve algo me dijo que no lo hiciera prometi no mas hacerlo pero quiero bajar de peso mas saludable que puedo hacer?

Escribe Un Comentario

Escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre aquí