¡Hola, guapa!

Muchas de nosotras sentimos el control durante el día, pero cuando llega la noche nos resulta muy difícil controlarnos. Para muchas de nosotras, los atracones usualmente son peores por la noche.

Una de las principales razones de comer en exceso en la noche es simplemente hambre.

Si has estado saltándote el desayuno, evitando algún grupo de alimentos (carbohidratos o grasas o los dos) o estás en low carb, low fat, sugar free, gluten free, raw, o alimentándote únicamente a base de ensaladas y proteína todo el día, lo más probable es que tu cuerpo esté hambriento y pidiendo comida a gritos.

Es normal, se llama hambre primal.

Este tipo de hambre comienza desde el momento en que empezamos a hacer nuestra primera dieta. El cuerpo humano, y sobre todo el cuerpo de una mujer, NO está diseñado para estar fit, no está diseñado para que se te vean los huesos, no está diseñado para manipularlo calóricamente.

More...

El trabajo de tu cuerpo es asegurarse de tu supervivencia y de que tengas reservas (grasa) para poder vivir y “cazar” como hacían nuestros ancestros.

Es normal y es natural que el cuerpo ―a medida que avanzan los años y te hayas convertido en una dietaholic― ahora te mande impulsos de hambre superiores a los que tu fuerza de voluntad pueda aguantar (como lo hacía en los viejos tiempos).

Entonces, para mí es importante educarte en cómo funciona tu cuerpo físico y por qué sientes esta hambre incontrolable, sobre todo en la noche.

No estás sola.

Millones de mujeres estamos pasando por esto. Pero como pensamos que solo nos pasa a nosotras, nos da vergüenza y todas somos “bulímicas/comedoras compulsivas” nocturnas de closet.

¿No estás harta de pensar todo el tiempo en comida?

¿No estás harta de vivir para tu cuerpo y enfocar toda tu energía en controlar y manipular tu peso?

Si estás leyendo mi blog, por supuesto que lo estás. Y por eso el video de esta semana es para ti. Quiero darte un boost de sabiduría y Fearless Wisdom para regresarte al camino, si es que te sientes fuera de él.

Como mujeres, la comida siempre será algo importante en nuestra vida, simplemente porque está ligado al mundo emocional. Y la energía femenina es sumamente sensible y sumamente emocional.

Pero hay maneras de hacer la paz, hay maneras de vivir diferente y de relacionarnos de otra manera con nuestra hambre.

Descúbrelo en el video de hoy.

Ahora, si no estamos hambrientas físicamente, ¿entonces?

Estamos emocionalmente hambrientas.

Y el hambre emocional nunca se trata de la comida. Se trata de lo que la comida nos permite evitar sentir.

Para algunas de nosotras, los atracones en la noche son simplemente una manera para cambiar la forma en que nos sentimos. O más aún, anestesiar cómo nos sentimos, por lo que no tenemos que sentir nada.

La noche es el momento en que muchas de nosotras comemos en exceso, porque estamos emocionalmente agotadas (y a veces también físicamente).

Puede ser la primera oportunidad que tenemos en todo el día para pensar realmente.
Ya no estamos corriendo a mil kilómetros por minuto. Nuestros hijos están durmiendo, los correos electrónicos terminaron, todo está guardado (en teoría), ya no estamos en el trabajo... somos solo nosotras.

Entonces, ¿cómo superamos la comedera nocturna?

En el videoblog de esta semana encontrarás la respuesta, porque es importante que nos hagamos algunas preguntas.

La única manera de sobrellevar este comer en exceso es llegar a la raíz de nuestra hambre.

Este tipo de hambre emocional se trata menos de la comida y más acerca de lo que la comida nos permite evitar. Las preguntas nos ayudan a cambiar nuestra perspectiva, y esa es la idea. Nos ayudan a llegar a la raíz de nuestra hambre.

Formularte las preguntas del video te ayudará a identificar por qué quieres comer tanto en la noche, y eso es fundamental.

Así está la cosa.

En el fondo, podemos saber (aunque no queramos reconocerlo) la verdadera razón. Y si no conocemos la verdadera razón, hacerte estas preguntas sin duda ayudará.

Si bien esto es solo la punta del iceberg, cuando se trata de superar la alimentación emocional, son muy poderosas.

En los comentarios abajo de este video, dime qué descubriste y cuál es la razón por la que tú comes en las noches.

¡Mantente fuerte!
C

16 Comentarios

  1. Hambre emocional es un temazo. Añadiría como pregunta: si estás conectada contigo misma? Me pongo con las respuestas esta semana. Gracias por el vídeo.

  2. HOLA MAESTRA PODEROSO CUESTIONARIO,,, DEFINITIVAMENTE EL HAMBRE PRIMAL ES FÁCIL DE IDENTIFICAR PARA MI, RECONOCER Y VERIFICAR MI ALIMENTACIÓN DEL DÍA ME PERMITE CORREGIRLA PARA EL DÍA SIGUIENTE Y EN CUANTO AL HAMBRE EMOCIONAL SENTIRME ABRUMADA POR MI PROCESO DE RECUPERACIÓN, LA ANSIEDAD QUE ME GENERA AL VER QUE TODO VA LIGADO A ELLA , ALIMENTACIÓN, TRABAJO PERSONAL, ESPIRITUALIDAD, MIEDOS, RENCORES, FOBIAS, MIS PADRES, MI FAMILIA Y QUERER QUE TODO SE SOLUCIONE YA, LA CAPACIDAD DE ACEPTAR Y SOLTAR VUELVE Y JUEGA
    GRACIAS

  3. Me siento Abrumada y en ocasiones sola, por favor coral en uno de tus programas hablas de la sombra que debemos aprender a aceptar me gustaría saber el nombre del autor de ese libro gracias

  4. Hola coral yo soy de las que por el día controlo pero a la noche cuando llego del trabajo me doy los atracones 😢 cuando llego todos duermen y cuando estoy sola también doy por los atracones y sin tener hambre ya no se que hacer para salir de esto….

Escribe Un Comentario

Escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre aquí