Como diferenciar entre hambre y ansiedad por la comida.

¿Te estresa que te dé hambre? ¿Alguna vez te ha pasado que, el hecho de no saber si el malestar que estas sintiendo en ese momento es hambre real o ansiedad, te estresa horrible?

Yo creo definitivamente que una de las cosas más difíciles en mi proceso de recuperación ha sido sin duda todo el re-entrenamiento de mi cuerpo y mi ser con respecto a mis sensaciones de hambre.

Estaba tan acostumbrada a hacer dietas muy severas, pasar por hambre todo el tiempo para acabar después comiendo compulsivamente y ultimadamente con bulimia que perdí toda conexión con mi cuerpo, conexión con las señales de sentirme satisfecha y en general olvidé lo que eran las sutiles sensaciones de hambre.

Tener la capacidad de diferenciar cuando tenemos hambre real, genuina y cuando es hambre mental, es crucial para nuestra paz mental, recuperación y ultimadamente incluso para tener un cuerpo en forma.

Esto significa que tenemos la posibilidad de volvernos comedoras intuitivas. Sabremos lo que necesita nuestro cuerpo en cada momento para funcionar óptimamente y por añadidura estaremos en forma.

Créeme, a tu cuerpo NO le gusta estar con kilitos de más, a él le gusta estar saludable, en armonía y por supuesto en forma.

Tu cuerpo quiere que seas feliz. Para esto debes educarte.

Debes aprender que hay tres tipos de hambre:

-> Hambre física.
-> Hambre mental.
-> Hambre emocional.

Normalmente las tres las confundimos con hambre física y por esa razón a veces acabamos comiendo mucho más de lo que en realidad nuestro cuerpo necesita y por consiguiente ganamos peso.

Cuando estamos con kilitos de más no es tanto porque nuestro cuerpo sea “malo” es porque fallamos en leer y entender los mensajes que nos manda a través de las sensaciones que sentimos.

Te prometo que hacerle la guerra a tu cuerpo jamás te va a llevar al cuerpo que quieres, si así fuera muchas de nosotras ya tendríamos un cuerpazo.

Juzgar y atacar a nuestro cuerpo no es la solución. Estresarnos por tener hambre no es la solución.

El hambre física es normal, es parte de ser humana. No importa que hagas esa sensación jamás se va a ir de ti porque gracias a ella puedes vivir.

El hambre es un mecanismo de supervivencia. Por eso intentar matar nuestra hambre, adormecerla y deshacernos de ella es una locura.

Mucha de la ansiedad que sentimos vienes por el hecho de que no terminamos de aceptar que tenemos hambre. Y que está bien tener hambre. Abrazar esa sensación y aceptarla por lo que es. Parte de nosotras.

Aceptar tu hambre traerá serenidad, un cuerpo sereno no manda señales de hambre seguido 😉

Aprender a leer y descifrar estas sensaciones corporales es crucial para liberarnos del ciclo perpetuo de ansiedad que causa el hecho de tener hambre.

En el video de hoy vas a aprender tres Tips para que empieces a aprender como diferenciar entre hambre y ansiedad.

Específicamente aprenderás:

❤ En qué parte de tu cuerpo físico se siente el hambre real
❤ Cómo se siente el hambre
❤ El punto clave diferenciador entre hambre y ansiedad
❤ La pregunta que te puedes hacer que te guiará a saber inmediatamente si es hambre o ansiedad lo que estas sintiendo
❤ Qué puedes hacer en vez de estresarte

No hay nada que te traerá más paz que conocer el lenguaje de tu cuerpo. Sus distintas sensaciones y sobre todo con serenidad aceptar lo que no puedes cambiar.

El hambre es natural.

No debes sentirte nerviosa ni mal cuando sientas hambre. Tampoco sientas que el problema es que no tienes la suficiente fuerza de voluntad porque recuerda:

El hambre no es de fuerza de voluntad. Es una sensación física natural del cuerpo humano del cual no podrás huir jamás no importa qué hagas.

Te propongo que sólo por hoy estés abierta a hacer las paces con esta parte de ti. Esta parte maravillosa de tu Ser Humano 

Afirma:

Yo _________________ (di tu nombre) estoy abierta a aceptar mi hambre como mi amiga y parte natural de mí. Sólo por hoy me abro a confiar en las sensaciones de mi cuerpo y lo hago con serenidad y aceptación.

Después de que hayas tenido oportunidad de ver el video dime en los comentarios qué parte de tu cuerpo sientes la ansiedad. De esta manera sabrás cuando es ansiedad y no hambre 😉

Que tengas una increíble semana guap@

Contigo,

Coral

20 Comentarios

  1. Hola Coral, es la primera vez que me paso por aquí pero ya tengo tiempo viendo tus videos en youtube. La verdad es que este post me gustó mucho por que son puntos que debemos considerar todos los días y es super complicado recordar llevarlo a cabo. Personalmente el que más me cuesta trabajo es el de pensar y verdaderamente sentir en vez de dejarme llevar e ir corriendo al refrigerador. Me cuesta trabajo por que generalmente me pasa cuando estoy en casa, estudio arquitectura entonces necesito estar bastante tiempo trabajando en casa pero cuando empiezo a hacerlo me llega esta ansiedad por comer que intento ignorar y ponerme a trabajar en mis deberes pero al final termino yendo por algun “snack” que termina siendo con atrancon que no te imaginas. Incluso muchas veces he pensando que a lo mejor no disfruto de mi carrera y prefiero distraerme con la comida. Pero realmente hay otros casos que me provocan esta ansiedad, solo que este es el más dificil de controlar.
    Me encantan tus videos, gracias por ayudarnos Coral.

  2. Creo que es estresante, comer estresada, me cuesta trabajo separar las emociones, pasa que estoy comiendo saludable, estoy cuidandome y aun así estoy acelerada, como apurada, no disfruto,a veces llego a sentir ahogos por el descontrol que tengo. Voy a evaluar bien mi hambre a ver que tal me va con este desafío, deseo de verdad tener paz y una buena relación con la comida, pero aún no lo logro. Gracias por tus consejos, me sirven muchísimo

  3. HOLA MAESTRA
    GRACIAS NUEVAMENTE POR ESTE VÍDEO Y TEMA.
    A MI ME PASA QUE CUANDO QUIERO SEGUIR COMIENDO, AUN DESPUÉS DE HABER TERMINADO UNA COMIDA ME PONGO NERVIOSA Y ME AGITA EL CORAZÓN, TAMBIÉN EN LAS TARDES CUANDO DE REPENTE SIENTO HAMBRE ME EMPIEZA UNA SENSACIÓN COMO DE HORMIGUEO EN LA FRENTE Y ES HAY DONDE ME DOY CUENTA, ESTO ES ANSIEDAD, Y CLARO MUCHAS VECES LAS SITUACIONES, EL AMBIENTE Y AVECES SOLO VER U OLER LA COMIDA PUES YA ME CAUSA ANSIEDAD. CREO QUE LA MAYOR PARTE DEL TIEMPO SIEMPRE TENGO ANSIEDAD Y NO HAMBRE REAL, DE ESO ME HE DADO CUENTA MUUUUUUUCHAS VECES
    GRACIAS …

  4. Hola un gusto ver tus vídeos y en especial este que tanto me identifica yo tuve bulimia y lo que más me a costado es controlar o diferencia la ansiedad con la verdadera hambre, tantos años haciendo dieta muy estricta que la verdad mi cerebro no está conectado a mi estómago gracias por los tips que nos has enseñado linda y por tus consejos

  5. Hola. Mi problema no es exactamente con la cómida, es x las cosas frías x mi problema de vómitos y esófago … Siento q m quemo x dentro q como sosas muy frías y bebidas congeladas como si se fueran acabar de este mundo. Claro m hincho tanto q lo termino devolviendo pero si después puedo seguir con más agua o lo q Sra q este helado sigo x q como devolví me cabe más agua y si comí poco tiempo antes pues se va la comida tmb… Estoy muy delgada eso m pone muy mal y triste .. pero si digo así no voy a subir . No se x donde empezar pero SHORA si se q tengo un transformó después de tanto tiempo q m hicieron pasar mal x culpa de las intolerancias ..y problemas digestivos.. tengo obsesión x las cosas helada o bebidas frías para saciar mi sed … Lo q no entiendo es como al estar co 36 y mifo 1’61 pueda tener tanto calor x dentro y aveces m dicho con agua muy fría para poder ser persona

  6. Hola Coral, me encanta verte y descubri que tenia viendo tus videos… pense que simplemente era fuerza de voluntad por lo que me daba duro a mi misma pues pago dietas, compro guias, recetas, Mercado e igual termina algunos dias comiendo como loca y hasta me acuesto con dolor de estomago por todo lo que comi y aparte odiandome a mi misma por falta de fuerza de voluntad. Gracias porque ahora entiendo mas todo lo que tengo y espero que viendo tus videos y comprare tu libro pueda resolver estos atracones tan horribles que me dan. Gracias por todo, es muy lindo escucharte 🙂

  7. Hola coral, he estado viendo tu blog y realmente te quiero agradecer por ayudar a las personas como yo a partir de tu experiencia, yo soy de chile y estoy recuperandome de una bulimia de 6 años, tus tips me han servido un montón y seguiré leyendo más y viendo tus videos…
    Con respecto a este creo que me costará un poco pausarme pero tengo la certeza de que con el tiempo lograré quitar la ansiedad…

  8. para mi lo mas difícil va a hacer reconocer cundo si tengo hambre y cuando no tengo hambre, lo mas difícil va a ser dejar de comer por ansiedad, por impulso, lo mas difícil va a hacer dejar de evadir mi vida con la comida, dejar de buscar consuelo, seguridad, protección, amor, compañía en la comida. LO mas difícil va a hacer soltar el apego que le tengo y me da mucho miedo, siento que necesito ira terapia para compartir lo que siento cuando estoy enfrente de la comida, de un pastel, pan , de lo que sea; lo que siento que no me deja avanzar y soltar este problema es que siento que ni me voy a poder sostener en la recuperación, abstene.

  9. para mi lo mas dificil va ser cuestionar en ese momento el hambre mental, porque aunque si en ese momento me doi cuenta que no es un hambre real…puedo esperar un rato pero a la fin opto por ser feliz por un rato y comer dulces o cosas que me gustan un poco…

  10. Hola, gracias a Dios por ti y por tu experiencia que si bien es cierto, sé que me ayudará…
    Justo vi tu vídeo y me llené de valentía para superar mi siguiente atracón, pero, me venció en el primer intento. Mi problema con la comida no lo había descubierto, ahora mirando hacia atrás me doy cuenta que siempre ha sido mi aliciente. De adolescente me inducía el vómito (tengo pocos recuerdos, para mí era solo una solución pasajera), pero ahora ya en mi adultez apareció de nuevo y me he aferrado muchísimo más. Trabajo como locutora en radio y mi garganta no me da para más, me está afectando mucho mis cuerdas vocales; me ordeno dejar esto, pero vuelvo a lo mismo, y ¡qué tristeza tan grande en la que me sumerjo luego de hacerlo! Me he alejado mucho de mis cercanos, mis estados de ánimo son inaguantables y me veo en una espiral descendente, ¡qué mal!

Escribe Un Comentario

Escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre aquí