“Lo que una vez pareció ser un problema especial, un error sin solución o una aflicción incurable, ha sido transformado en una bendición universal”, Un Curso de Milagros.


Hola, guapa:

¿Alguna vez has cometido un error que sientes ―casi casi― que no tienes perdón de Dios?

El fin de semana cometí un error, un error que me llevó a perder la confianza de alguien que amo en mi vida, y me ha estado costando mucho trabajo perdonarme a mí misma Pero por los 10 años que llevo comprometida con mi trabajo espiritual y mi trabajo interior, sé que:

De la culpa y la vergüenza jamás nace nada nuevo y es, de hecho, imposible crear cambios

More...

Sin embargo, pasar del concepto “perdonarnos” que sostenemos a nivel intelectual a hacerlo realmente de corazón implica un camino. A veces no es tan rápido como lo leemos y como nos lo enseñan; sin embargo, es posible.

Yo sé lo difícil que es liberar la culpa, sobre todo cuando es evidente que cometimos un error, pero:

Todo error lo único que requiere es corrección, no castigo.

Sin embargo, aun en esos momentos, se asoma un milagro. El milagro que quiero celebrar contigo es que, a pesar de estar pasando por momentos de mucho dolor, de estar reviviendo traumas de infancia que me han dejado llorando por días, estoy sobria. Estoy serena y, con honor, me estoy responsabilizando por lo que está pasando. 

Hoy quiero compartir contigo cómo he logrado, momento a momento, aun cuando cometo errores, perdonarme a mí misma y volver a mi centro con gracia.

Las adicciones y la compulsión ―de cualquier forma que se manifiesten― son comportamientos de castigo. Pueden ser conscientes o inconscientes, pero te apuesto que has escuchado el dicho “Si te amaras a ti misma, no te harías eso”. No comerías en exceso hasta sentirte mal, no harías dietas que te mantienen con hambre crónicamente, no desnutrirías tu cuerpo con dietas extremas, no gastarías dinero que no tienes ni estarías en deuda, no dejarías que nadie te faltara al respeto. Ninguna de estas situaciones externas pasarían en tu vida si la culpa y la vergüenza no rodearan tu psique de alguna manera.

Ayer estaba en una llamada de coaching y escuché que una de las chicas dijo: “Lo peor que puede pasar es cuando no sabemos que no sabemos que tenemos algo inconsciente que nos sabotea”.

Tener conciencia de que la emoción detrás del comportamiento adictivo es la culpa es crucial.

La única manera de que podamos cambiar algo en nuestra vida es teniendo conciencia de esto. En mi caso, yo soy muy consciente del error que cometí y escucho a mi ego hablar diciéndome: “Cómo es posible que sigas cometiendo ese error con todos los años que llevas de trabajo interno, era para que ya lo hubieras superado”. ¡A la mierda!

Un Curso de milagros dice algo muy sabio, que siento ha sido mi salvavidas en estos momentos difíciles y es digno de repetir y repetir:

“Un error solo requiere corrección, no castigo”.

A lo mejor te encuentras en una situación que sientes debiste de haber superado hace años. Créeme, te entiendo. Pero, cuando nos sentimos así y tenemos estos comportamientos latentes en nuestra vida, es una bendición. Recuerda: un milagro es un cambio de percepción.

En el video de hoy comparto contigo los pasos que estoy utilizando para perdonarme a mí misma y asegurarme de ayudarme a corregir y aprender mi lección.

Solo y únicamente desde el amor, el perdón y la compasión podemos sanar.

La culpa y la vergüenza son las emociones más tóxicas que hay, debes desarrollar “thick skin” para los autoataques que el ego siempre tendrá en contra de ti. Si lo escuchas y le crees, solo estarás repitiendo el mismo patrón de comportamientos. 

Estas son acciones que nos llevan sentir culpa y vergüenza a nivel consciente o inconsciente:

  • Mentir.
  • Romper nuestra palabra.
  • Engañar a alguien.
  • Robar.
  • Manipular.
  • Abusar de ti misma con la comida, el alcohol o cualquier otra sustancia.
  • Repetir o inventar un chisme.
  • Hacer que sea difícil para las demás personas estar cerca de ti.
  • Tener resentimientos.
  • Juzgar y fallar en perdonar.

Si te pasa esto, son solo lugares oscuros en tu mente que lo único que requieren es ser traídos a la luz. 

Dime, ¿cuántas veces te ha servido sentirte culpable por tus errores? ¿De qué manera el castigo ha hecho que crees un cambio? Si este mensaje está llegando a tu alma, sabes que no son herramientas del alma y, por consiguiente, lo único que se logra es seguir atorada, bloqueada y repitiendo el comportamiento.

Además, esto tiene una sola razón:

No has aprendido a perdonarte a ti misma.

Mi novio, cuando venía en el coche atacándome a mí misma y sintiéndome muy mal por lo que había hecho, me decía: “Coral, a lo mejor esto pasó para que puedas por primera vez enfrentarlo de una manera diferente, para que aprendas a perdonarte”.

¡MADRES!

Yo tiendo a ser mi peor juez y soy muy dura conmigo misma. 

Al principio venía con la emoción en la cabeza y le dije que “Obvio no”, que había cometido un error y sí merecía castigo. Después recé, me fui a dormir y me levanté sabiendo que esta situación era una bendición. Era una oportunidad de practicar el principio más importante de Un curso de milagros: EL PERDÓN.

Así que, guapa, lo que sea que esté robándote la paz en este momento en tu vida, sea cual sea la razón por la que sientas arrepentimiento, culpa y dolor, hoy es un día increíble para liberarte.

Te invito a que lo hagas conmigo, perdonémonos juntas, perdonemos al mundo y seamos libres al fin.

En los comentarios abajo, dime una cosa por la que te perdonas hoy.

¡Mantente fuerte!

Contigo,

C

41 Comentarios

  1. Por castigarme, por juzgarme, por no amarme , por no valorarme, por no respetarme, por autoexigirme sin dame una recompensa, por no sentirme a la altura,por humillarme

  2. por no quererme, por no saber amarme, por no ser lo sufientemente tolerante ante mi misma, por no saber llenar mis vacíos, por perder el control que aun no tengo el suficiente.

  3. Me perdono por no comprender a mi mamá y juzgarla sin conocer sus razones, me perdono por las malas desiciones que he tomado a lo largo de mi vida, me perdono por los miles de atracones de comida que me he dado y por no enfrentar mis temores, me perdono por vivir de apariencias. Amen

  4. Me perdono por dudar tanto de mi misma, me perdono por todas las veces que no fui capaz de hacerme respetar, me perdono por toda la energía que he desperdiciado por preocuparme por lo que piensan los demás, me perdono por todo el sufrimiento que me he causado por encerrarme en mi propia mente y no buscar ayuda, me perdono por sentir vergüenza de mi misma, me perdono por caer nuevamente en mi zona de confort, me perdono para seguir adelante y aprender a amarme cada día más.

  5. Coincido en tantos me perdono de todos los comentarios, que casi que los traigo a todos, y atino a repetir, me perdono por lo que hice, en un pasado, me perdono por repetir historias de mis ancestros, a los que perdono también, me perdono por aún a sabiendas que etaba en una relación oscura, y no favorecedora, me autocastigo por haberme alejado, me perdono por las tantas veces que repito la lección y no logro ver el aprendizaje, me perdono por no amarme lo suficiente, por no valorarme, y respetarme, me perdono ante el Universo, NAMASTE.

  6. Eres maravillosa ! Gracias por arrojar luz sobre mi sombra. Hoy Me perdono por la mala relación que estoy llevando con mi hijo. Es muy pequeño pero me está mostrando que no he sanando aún mi niña Interior. El me ayuda a revivir heridas de mi infancia. Aún no me amo lo suficiente y entonces me culpó y me condenó por ser mala madre. Hoy me perdono por no haber logrado aún sanar mi niña Interior. Ella me necesita aún más que mi propio hijo. Sat nam guapa

  7. HOLA MAESTRA
    YO HOY DECIDO PERDONARME POR ESE GRAN ODIO, TEMOR Y RESENTIMIENTO QUE TENIDO EN MI INTERIOR HACIA MI FAMILIA Y QUE JAMAS FUI CAPAZ DE RECONOCER HASTA QUE SE HIZO EVIDENTE A TRAVÉS DE UNA FOBIA A LAS FOTOGRAFÍAS EN COMPAÑIA DE ELLOS, PUES HE DESCUBIERTO QUE ESTA ES LA RAZÓN O ESO ES LO QUE ME DICE EL CORAZÓN………..
    PREGUNTA; MAESTRA CORAL,,,, ¿ EL ODIO PUEDE GENERAR MIEDO ? TRAUMAS O FOBIAS???
    MIL GRACIAS

  8. Por ser dura conmigo y pretender “no fallar a nadie” tratando de dejar a todos conformes. Me perdono por no ver mis límites y creer que todo lo puedo.

  9. Hoy me perdono por juzgar a los demás, creyéndome superior a ellos y olvidando que solo somos seres humanos con una historia diferente.

  10. Hola Coral, me perdono porque no me doy cuenta que estoy nerviosa o malhumorada y con mi forma de expresarme lo notan los que más me conocen y sin querer les molesta, no entiendo el porqué…gracias me ayudas mucho.

  11. Me perdono por castigarme sin encontrar solución, me perdono por ser dura conmigo misma, me perdono por creer que no valgo por haber cometido errores cuando lo hacía fuera de mi conciencia, me perdono por haber cometido el mismo error muchas veces, me perdono por no respetar mi cuerpo, me perdono por no cuidar de mi misma.

Escribe Un Comentario

Escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre aquí