Hace unas semanas mientras estaba navegando por mi canal de YouTube me topé con una sugerencia de video que llamo mi atención. ¿Ya sabes?

YouTube de acuerdo a los temas de tu interés siempre te sugiere que veas videos que se relacionen con los temas que has visto antiguamente. De repente me apareció de mi lado de derecho la foto y el video de una chica llamada Boo.

El video llevaba como título: “Mi historia: Bulimia y Depresión”. A esto, veo que es una chica con el pelo morado y con un maquillaje increíble. Por supuesto todo lo que ese video me ofrecía llamaba mi atención. Bulimia, una mujer autentica y maquillaje atrevido. Así que le di click.

Estaba en lo correcto. Esta mujer era una chica muy valiente, vulnerable, transparente y, sobre todo, honesta.

Poco después la contacté, platicamos un rato y accedió a que la entrevistara. Descubrí que es una chica muy real, sensible y honesta, especialmente cuando la cosa se pone incómoda.

Además, los temas que tocamos no son nada fáciles.

Bulimia y Depresión.

Hoy tengo el honor de presentarte a Ana “Boo”. Así se hace llamar en sus redes sociales – es Youtuber y maquillista. Tiene un canal de YouTube muy popular: “Hey Kitty Boo”. Pero no siempre fue así.

No siempre brilló en su luz y su poder. Estuvo – como muchas de nosotras – en el abismo y conoce lo que es estar atada a la bulimia tan fuerte que su vida llegó a estar en peligro.

“Me sentía culpable por tener hambre y comer” -> Sneak Peek de lo que dijo durante esta plática.

En la entrevista de hoy hablamos de su historia, de superar el miedo, el terror a las calorías, salir del abismo, sanar la bulimia y encontrar una pasión en la vida.

Aprenderás los pensamientos que la llevaron a la bulimia, así como las tres claves que Ana utilizó para salir adelante.

Lo que más aprecio de Ana es cómo, a pesar de estar nerviosa y con miedo, se presentó a la entrevista y nos abrió su corazón.

Literal cubrimos muchos temas: Hablamos de autolesión, la familia de las personas con Bulimia, por qué la terapia impuesta jamás funciona y el arma de doble filo que es realmente la Bulimia (O mejor dicho la paradoja, nos volvemos bulímicas buscando belleza y nos trae todo menos eso).

Una vez que hayas tenido oportunidad de ver la entrevista, únete a una conversación con nosotras a través de los comentarios.

Ya sabes…

Ninguna de nosotras sale adelante sin caídas, moretones y uno que otro rasguño.

Esta conversación es una manera de explorar en cómo darle la vuelta a esta gran falta de autoestima y de amor propio, a vivir una vida feliz donde estés haciendo lo que amas.

Espero la disfrutes tanto como nosotras disfrutamos haciéndola para ti.

Mantente fuerte.

PD: Cuando tenemos bulimia es súper fácil caer en una zona de vergüenza y culpa sintiéndote que estas sola. Espero que en esta entrevista te des cuenta que no lo estás.

Todas pasamos cosas difíciles. Si alguien que conoces está pasando por alguna adicción, desorden alimenticios o autolesión – considera mandarle esta entrevista.

Puede ayudarles a reconectar con su corazón y darse cuenta que al final la bulimia – o cual sea el comportamiento destructivo – tiene solución. Y el camino de la recuperación se pone mucho mejor. Hay grandes regalos esperando del otro lado.

5 Comentarios

  1. HOLA MAESTRA
    NUEVAMENTE GRACIAS , GRACIAS DE VERDAD POR TOMARSE EL TIEMPO DE BUSCAR MAS Y MAS DE MOSTRARNOS DE UNA U OTRA MANERA QUE SE PUEDE SALIR DE ESTOS TRASTORNOS Y VIVIR LA VIDA QUE REALMENTE QUEREMOS, CUANDO HAY VOLUNTAD Y UN PODER SUPERIOR LO HAY TODO.
    MIS RESPETO Y ADMIRACIÓN A ESTA JOVEN QUE POR SU PUESTO ES UNA MOTIVACIÓN MAS, UNA VOZ DE ALIENTO Y ANIMO EN ESTE PROCESO
    A LAS DOS MIL GRACIAS ….EXCELENTE VIDEO

  2. Hola Coral.

    Tienes mucha razón que esta enfermedad te provoca raspones irreparables. A mi me diagnosticaron Bulimia no purgativa porque no vomito, yo lo que hacia era ejercicio excesivo después de darme algún atracón. Por ende tengo 2 cirugías en la rodilla y ya no puedo hacer ejercicio porque mi rodilla me duele, solo puedo nadar.

    Dentro de mi locura la primera vez que me operaron yo me daba atracones y como no me podía quedar con la ansiedad que me provocaba la comida y las calorías en mi cuerpo (osea que me iban a engordar) me iba a hacer ejercicio. Tengo que reconocer que yo provoque que la primera cirugia fuera un desastre y me tuvieron que volver a operar.

    Yo tengo 21 años siendo comedora compulsiva, realmente no me considero bulimica porque no vomito pero tengo el deseo de recuperarme.

Escribe Un Comentario

Escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre aquí