Inicio Economía y Finanzas 3 ERRORES FATALES DE EMPRENDIMIENTO

3 ERRORES FATALES DE EMPRENDIMIENTO

0
3 ERRORES FATALES DE EMPRENDIMIENTO

Hoy te voy a hablar de los 3 errores fatales que casi matan mi emprendimiento. 😐📉

Hola guapa, mi nombre es Coral Mujaes, soy mentora, empresaria y bodybuilder… y hoy quiero hablarte de estos 3 errores yo los cometí, creo que me costaron muchos años en ventas, en mi economía, en mi paz mental, en mi felicidad y son errores que si los detectas a tiempo, los puedes evitar. Y eso te va a ahorrar mucho tiempo si tú estás pensando en emprender o ya tienes un negocio y quieres escalarlo.

Ok guapa, te voy a decir algo, yo estuve quebrada durante mucho tiempo porque vivía pensando de la manera incorrecta, y no fue hasta que hice este switch en cómo estaba pensando, que pude realmente darle la vuelta a mis finanzas, y quiero lo mismo para ti, así que por eso te voy a revelar estos 3 errores en este video: 

  1. Los dos asesinos seriales que aniquilan al 90% de los negocios y casi nadie los detecta a tiempo… 
  2. Porqué la razón por la que no facturas lo que quieres es que quizás no tienes un negocio de verdad… (y te voy a revelar qué es lo que hace a un negocio serio) 
  3. El error que estás cometiendo y que está ahuyentando a tus clientes

Ok, vamos con el error #1: Los dos asesinos seriales que acaban con 90% de los negocios y casi nadie los detecta a tiempo…  ¿estás lista?

Estos dos criminales son: la obscuridad y el silencio. 

¿A qué me refiero? Nadie te conoce porque no marketeas lo suficiente, es decir, eres o tienes un producto o tienes un servicio increíble que nadie conoce… ¿Por qué? ¡Porque no te sabes vender! 

¿Alguna ves viste esa película con Kevin Costner, “El Campo de los sueños”? En esa película Kevin dice una gran mentira que tristemente muchos dueños de negocio se creyeron: “Si lo construyes, entonces ellos vendrán”... BULLSHIT!!!!

No hay una mentira más grande que esa, guapa, TIENES QUE APRENDER DE MARKETING Y VENTAS SI QUIERES QUE TU NEGOCIO SEA EXITOSO. No hay de otra…

Normalmente cometemos este error de estar en la obscuridad, es decir, no tenemos suficiente atención. Y quiero que lo apuntes en tu diario así tal cual: Error número uno: Mi error número uno es la oscuridad, es decir, no estar trabajando por tener la atención de la gente correcta para poder vender mis productos y servicios. 

¿Y cuál es el origen de este problema? Tendemos a tener muchas creencias tontas con respecto al marketing, con respecto a las ventas y con respecto a tener atención. Yo me acuerdo que cuando yo empecé a emprender tuve un socio hace como unos 4 años, y yo estaba muy enfocada en ser la experta: en enseñar mi contenido gratuito, en hacer mis videos, en crear mis cursos… pero NO SABÍA VENDER… y cuando conocí a este socio me decía: Coral, es que ¿sabes qué? necesitamos estar haciendo necesitamos estar haciendo más marketing, necesitamos estar generando más ruido y yo me acuerdo que yo le decía no, no, no, no, no, no, no.

Decía: “es que a mí eso no me gusta, a mí eso me parece muy pushy, y yo no quiero que la gente sienta que les estoy vendiendo, porque mi intención es ayudar y eso es lo principal” Lo cual es completamente verdad, mi intención siempre ha sido ayudar y si te vas al 2012 en YouTube, vas a ver que era una niña con bulimia tratando de salir adelante compartiendo mi proceso y en la esperanza de que ojalá pudiera ayudar a alguien… pero, como vas a ver más adelante en este video, eso no es un negocio.

Eso es el principio del oscuridad.

A lo mejor, tú tienes un producto o un servicio, pero como te ha dado pena o vergüenza… y la verdad no sé por qué nos da pena tener atención, nos apena gritar y  decir: TENGO ESTE PRODUCTO, ES INCREÍBLE Y TE PUEDE SERVIR. 

Estamos en la oscuridad porque no marketeamos lo suficiente, no nos posicionamos lo suficiente, no empujamos nuestro servicio o nuestro producto lo suficiente,  porque nos da miedo o porque somos tenemos esa falsa creencia de que eso es ser modesto.

Bien, entonces, paso número 1, primer error fatal de cualquier emprendedor es estar en la oscuridad. ¿Qué significa oscuridad, Coral? Que nadie te conoce porque no te mercadeas lo suficiente. Que no has desarrollado las habilidades para obtener atención. Y si tú tienes, que yo sé que sí, un producto o un servicio increíble, y que genuinamente puede ayudar a las personas, es tu deber obtener atención y aprender a marketear correctamente; porque si no estás privando a muchas personas de la transformación o del servicio que tu das y eso no es justo. 

Así que es tu deber ¿okay? Aprender a marketear y aprender a marketear muy bien.

¿Tu también sientes miedo o vergüenza de vender o tienes resistencia al marketing, guapa? Cuéntame en los comentarios aquí abajo…  

Ok guapa, ahora sí, aquí te va el segundo error: el segundo error que puede estar ocasionando que tu negocio no venda lo que te gustaría es que lo estás tratando como obra de caridad y no como negocio.

¿A qué me refiero con esto, guapa? A qué estás, a lo mejor… Yo creo que voy a empezar por decir que quizás tenemos una mala definición o una definición un poco chueca con respecto al servicio… 

Te voy a contar lo que a mi me pasó por mucho tiempo y no me había dado cuenta… Porque a mí me decían tanto, enfócate en servir, Coral, enfócate en servir. Nunca empieces un negocio para hacer dinero, empiézalo para servir, empiézalo para servir… Y por muchos años, como yo la verdad es que genuinamente me encanta dar un increíble servicio a mis alumnas, me encanta compartir, me gusta ayudar, soy una persona sumamente generosa, si me conoces sabes que me encanta dar ayudar y yo nací para dar.

¿Me explico? Me encanta… pero me confundí por mucho tiempo, y realmente lo que yo tenía no era un negocio, era una obra de caridad. Lo cual no está mal, si eso es lo que quieres, el problema es que llegó un momento que ya no podía yo seguir dando más porque yo no tenía dinero, no podía pagarle a un equipo de gente que me ayudara a hacer esto más grande y, cómo vas aprender, el dinero en tu negocio ES EL OXÍGENO. Si tú actual negocio no está haciendo dinero, quizás tienes una obra de caridad, un hobby, ¿si me explico?  Y para mí, entender eso fue como, ¡Ahhh! ¡wow!

Cuando empecé entender eso, que servicio no significa donación. Servir no significa que regalas tus cosas, cuando tú escuchas, “oye enfócate en servir, oye enfócate en el servicio” eso NO significa que tienes que estar regalando tú contenido, no significa que tienes que estar regalando tus metodologías, no significa que tienes que estar regalando tu tiempo, o dando descuentos en tus productos…  

Servicio significa que das un muy buen servicio a cambio de algo, y en este caso vivimos en un mundo donde esos intercambios implican DINERO. En donde yo te doy un servicio y tú me das dinero. Es un intercambio y es bastante justo.

A mí me da mucho gusto pagar buen dinero por buen servicio. Me parece justo, me parece increíble, y es parte del mundo y del sistema en el que vivimos y  está bien. Es lo correcto ¿sí me explico? Ahora, si tú vas a dar algo y no vas a recibir un intercambio equitativo, entonces, es una donación, ¿me explico? 

Que también está bien está bien y está increíble, pero nada más es importante que sepamos la diferencia entre caridad y entre dar un servicio increíble a cambio de dinero. 

Yo te doy un servicio y tú me pagas por ese servicio y por supuesto mi responsabilidad y tu responsabilidad como dueña de negocio o como creadora de productos, o lo que sea es que nosotros realmente nos encarguemos de que nuestros clientes, nuestros alumnos realmente tengan un resultado increíble y que cumplamos nuestra promesa. 

Eso es lo que debe de ser. Si yo te estoy prometiendo que mi producto va a ser ABC o que va a hacer ABC, me tengo que encargar de que sea exactamente eso e incluso un poco más… No es suficiente cumplir expectativas, tienes que SUPERAR EXPECTATIVAS. 

Y que no te de miedo. La gente paga bien y paga muy feliz por un increíble servicio. Para que la gente esté feliz no necesitas hacer una donación, o caridad, y no tienes por qué estarlo regalando. 

Comprender eso es bien importante. Aquí estamos hablando de un negocio, no de una obra de caridad, y para que tu negocio sea un negocio, tienes que estar vendiendo, tienes que estar generando ventas, tienes que estar teniendo un ingreso, un cash-flow… 

¿Sí me explico? Porque si no, entonces,  no tienes un negocio, tienes una obra de caridad. Yo por 5 años, cuando estaba enseñando a las mujeres cómo recuperarse de la bulimia y de la adicción a la comida, que es como yo empecé a emprender, tenía una obra de caridad para bulímicas, no un negocio. 

El problema de tener una obra de caridad, es que puedes correr así hasta cierto punto, pero eventualmente te quemas, ya no hay dinero y ¿qué vas a hacer? 

Yo tuve que ponerme las pilas y decir NO MÁS, yo necesito hacer un negocio para poder seguir haciendo este tipo de trabajo de donación. Porque tener un negocio no significa que dejas de ayudar a la gente o incluso de donar. Yo hoy que le va bien a mi negocio, tengo obras a las que ayudo y contribuyo de verdad. Hoy por ejemplo, a veces me invitan como conferencista y no cobró nada. También hay una fundación de niños a la que puedo apoyar con una mensualidad para la manutención de varios niños, pero esto solo lo puedo hacer porque MI NEGOCIO TIENE OXIGENO, TIENE DINERO. 

Entonces,  es otro error fatal que veo que muchas de nosotras que somos mujeres de poder con un corazón increíble, súper generosas y éticas cometemos emprendiendo, que tenemos una obra de caridad en vez de un negocio porque queremos dar, el problema es que no puedes dar si no tienes primero. Primero la máscara la necesitas tú ¿si me explico? 

Y después en ese espacio de poder y de economía fuerte puedes dar y puedes contribuir, y vas a poder dar mucho más de lo que jamás podrías dar. Yo hoy de hecho puedo donar y puedo dar mucho más de lo que podía dar cuando antes de que me de mi negocio fuera un negocio, seguía era una obra de caridad porque no sabía cómo hacer lo siguiente que te voy a decir. 

Entonces,  ¿cómo puedes empezar? Si esto es tu problema, que tienes una obra de caridad, no un negocio de caridad en vez de un negocio de cash-flow ¿cómo puedes empezar a corregir eso, guapa? 

Ahí te va, número uno, empieza a estructurar, empieza estructurar, necesitas empezar a enfocarte en vender y en generar cash-flow, necesitas empezar a pensar y cómo poner estructuras de ventas, cómo empezar hacer embudos de ventas, cómo empezar a hacer estrategias de promos, cómo hacer estrategias para vender, para vender, ¿sí me explico? Es bien importante. 

Aquí otro punto importante que me gustaría decirte, guapa, cuando das, das; cuando vendes, vendes, ¿okay?  Este fue un nugget de poder que a mí me cambió también mucho, me lo dijo un mentor. Cuando das, das y cuando vendes, vendes; y está bien vender. Porque a mí me daba pena vender, hoy vendo con convicción y sin vergüenza, pero me costó trabajo. 

Yo era de las que te enseñaba el contenido, y ya que venía el momento de la oferta, de hacer el pitch… casi, casi qué decía: “bueno ahí por si quieren, ahí está”. 

Me costó trabajo decir: Quiero vender y ser clara y tener convicción de que mis programas lo valen y venderlos con seguirdad.

Entonces igual tú, guapa. Empezar a cultivar esta parte cuando doy, doy y cuando vendo, vendo. Y que se te quite o sea que trasciendas está pena y  estás neuro-obsesiones tontas que puedas tener que estén en conflicto a qué generes cash-flow y ventas para tu negocio.

Ok guapa, error número 3… aquí te va otro error FATAL que he visto. Que yo cometí también de cuando estaba empezando emprender. ¿Lista? Tamboreeees…. El error fatal es tener un mensaje wishy washy. 

¿Y de qué hablo? ¿Cuál es el mensaje wishy washy? Ok ahí te va, un mensaje wishy washy es un mensaje demasiado suave y sin convicción. Las marcas que más éxito tienen son las que tienen un statement poderoso. Firme. Con convicción.

Ahorita el mundo está sobresaturado de información, repito, el mundo está sobresaturado de información y de gente expresando su voz. Todo el mundo está expresando su voz y su mensaje y sus cosas y no sé qué. 

Ahora cuáles son los mensjaes que realmente logran destacar y llamar la atención… son las personas que están muy claras en su mensaje y tienen un mensaje de poder.

¿Qué es un mensaje de poder? Un mensaje de poder es un mensaje contrario a ser un mensaje wishy washy,  un mensaje de poder es un mensaje que te dice: estos son mis valores, este es mi movimiento y esto es en lo que yo creo y esto es en lo que yo no creo. 

La gran mayoría de las personas que empiezan emprender les da miedo tener un mensaje fuerte. El hate, les da miedo el: ¡Ay no quiero ofender! 

Sobre todo que ahorita ya no puedes decir nada a nadie sin que alguien se ofenda y lo tome personal. Todo el mundo se maneja una hipersensibilidad que yo creo que no está haciendo mucho más daño que beneficio, pero bueno, el punto es que como están las cosas en esta sociedad y la gente está hipersensible a todo, mucha gente se cohibe…  

Por ejemplo, lo veo con mis alumnas de Negocio de Poder, me siento y les digo: “A ver, vamos a ver tú carta de ventas… ¿por qué estás diciendo eso?” 

Y me contestan cosas como “Es que… Ay es que no se vayan a ofender”.

Y las cuestiono: “¿Pero tú crees esto de verdad?” 

– “Pues no mucho, pero pues, para que todo el mundo se sienta incluido”

– ¿Y para qué quieres que todo el mundo se sienta incluido si tú clientes muy específico? 

¿Si me explico, guapas? Y esto me pasó mi muchísimo, guapas, cuando yo empecé, yo caía mucho en esto.  

Yo no creo en el fat acceptance movement, yo no creo en el en el body positive. La verdad yo no comparto eso… pero me daba miedo porque como todo mundo estaba aplaudiendo a las mujeres con obesidad o en comportamientos que para mí no son sanos ni equivalen a amor propio, a mí me daba miedo que me fueran a juzgar. Yo nunca creí que eso estuviera bien es más hasta traté yo de amar mis curvas de grasa por mucho tiempo, porque yo pensé que eso era lo moralmente correcto, porque que todo mundo me estaba diciendo que eso era lo que tenía que hacer… Sin embargo, yo nunca lo creí.

Entonces,  mi mensaje por mucho tiempo fue wishy washy, PORQUE NI YO ME LO CREÍA… 

Entonces,  ¿qué pasa? hay mucha gente que no cree o no dice lo que de verdad piensa, pero le da miedo decir yo no creo eso, porque te van a juzgar. 

Entonces,  ¿qué pasa si tu mensaje es wishy washy? Se va a perder, ¿si me explico? 

Anota esto: si tu mensajes es wishy washy, amoroso y tan respetuoso de todo mundo, porque te da miedo decir realmente lo que crees realmente, no va a resonar con nadie.

Y ojo, no te estoy diciendo qué creer, ni te estoy diciendo qué es verdad y qué no es verdad, lo que te estoy diciendo es tienes que tener muy claro cuál es tu mensaje, en qué crees, cuáles son tus valores.  

Guapa si esto está resonando contigo y si eres alguien que lleva años sin lograr sus metas financieras, tengo algo hoy un regalo para ti.

Ve a coralmujaes.com/emprende 🖤 

Ahí te enseño cómo es posible para ti capitalizar tus pasiones y elevar tus ventas, aún si tienes inseguridades o has intentando emprender mil veces en el pasado.

¡Nos vemos en el siguiente blog de poder!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here